Relato inmoral

Una reseña de Segismundo Bombardier

La novela Relato inmoral de Wenceslao Fernández Flórez es una llamativa anomalía. Escrita en 1927 describe la moral sobre el sexo, que en aquel momento dominaba en la clase media y alta. Es una narración basada en el sarcasmo, y utiliza una técnica literaria que debe tener un nombre, y que consiste en una narración que fustiga la pacatería, la hipocresía y el machismo (ya se llamaba así entonces) tanto de varones como de hembras, desde la orilla de la pacatería, la hipocresía y el machismo, al viejo estilo del Arcipreste de Hita, que escribe sus versos provocativos para denunciar el loco amor y la lascivia.

Seguir leyendo

Justicia poética con Puig y Oltra

Un artículo de Vicente Torres

A lo largo del tiempo han estado ensañándose con la corrupción de otros, cierta o falsa. La presunción de inocencia cuando se trata de los que han señalado como enemigos, no existe para ellos.

Puig es particularmente lerdo y Oltra, además de eso, es grosera. Lo que le hicieron a Rita Barberá es criminal.

Dominan, mediante las subvenciones, a los medios y tienen una influencia clara en la justicia. Seguir leyendo

Derecho de Ucrania y derecho de Rusia

Un artículo de Pío Moa.

En el ambiente de simpleza y tosquedad política corrientes se usa mucho el derecho de Ucrania, como país independiente, a elegir sus aliados,  es decir, la OTAN, como prueba de la justicia de su causa. Pero, claro, Rusia tiene también el derecho a tomar medidas si la OTAN amenaza su seguridad. Y también tiene derecho a proteger a la minoría rusa que se siente agredida por las políticas de Kíef. En la vida real, todos tenemos muchos derechos, pero los aplicamos o no según muchas circunstancias. Los derechos de unos chocan con los de otros y casi siempre es preciso llegar a algún equilibrio, a medias satisfactorio y a medias fastidioso para todos. Eso o la pelea y la querella, o, en la política internacional, la guerra.

Seguir leyendo

Hazme sitio (en el teatro)

Una reseña de Fernando Bellón.

Fes-me un lloc (hazme sitio) es una pieza teatral producida por el Institut Valencià de Cultura, que se ha representado en el teatro Rialto de Valencia a lo largo del mes de octubre, escrita y dirigida por Isabel Martí.

«Un grupo de jóvenes idealistas se une para recuperar la tierra y evitar la fuga de talentos, para demostrar que pueden acontecer adultos sin tener que renunciar al idealismo. Como era de esperar, los inconvenientes no tardan en llegar. ‘Fes-me un lloc’ es un ruego generacional. No, una exigencia generacional. Un canto de amor ‘estellesiano’ que reivindica el derecho de los jóvenes a la tierra y a la utopía».

Seguir leyendo