Futuro, ansiedad y rabia

El naufragio de la esperanza motorizada.

Un comentario de Segismundo Bombardier

Hace cincuenta años la Guerra Fría hacía leves estragos en la población de los bloques afectados, que progresaban sin tropiezos. El pato lo pagaba la población de los países descolonizados, cuya esperanza de vida (en todos los sentidos) era escasa y en muchos casos fúnebre. Conocí a un alemán de la RFA que emigró a Australia convencido de que Europa sucumbiría pronto a la guerra nuclear. Se podrían contar por cientos de miles los ciudadanos del primer mundo acogotados por el mismo miedo. Sin embargo, la realización del futuro desmentía sus amargas previsiones. Seguir leyendo

De «No passa ná» a «Passo de tó», lemas de la democracia española

Un mundo de colores.

Un artículo de Fernando Bellón

El periodista Vicente Torres, conocido de esta revista, ha publicado un artículo titulado «Lo del Banco de Valencia da miedo». La proposición se apoya en el argumento de que la crisis y desaparición de ese infortunado banco estuvo plagada de irregularidades, escándalos y posiblemente hechos delictivos que han sido relegados al rincón de la desmemoria. Comenta Vicente el libro «El hundimiento del Banco de Valencia», escrito por Juan Broseta y publicado por Samaruc. Seguir leyendo

«Tout pour Plaire», una película francesa. Tres historias sosas

La vida, como un paseo en bici por una huerta.

Una reseña de Segismundo Bombardier

Una de estas noches, brujuleando por las cadenas de contenidos, me he dado de bruces con «Tout pour plaire» (en España «¿Por qué las mujeres siempre queremos más?»). Tenía una vaga idea del estreno de la película, en 2005, cuando algún crítico amable la comparó con las historias de Woody Allen.

Seguir leyendo

Siete reinas con barba

Una reseña de Gaspar Oliver

He visto una representación de 7 Reinas en la sala Ruzafa de Valencia.

La Sala Ruzafa celebra con legítimo orgullo su décimo aniversario. Iniciativa del matrimonio Chema Cardeña y Juan Carlos Garés, ofrece una programación a la medida de la clase media ilustrada de la ciudad de Valencia, mantiene una calidad de notable en las obras y yo diría que de sobresaliente en la gestión.

Seguir leyendo

La condena de Hasél

Una reflexión de Vicente Torres

Se puede pensar que las leyes deberían ser de esta manera o de la otra, que habría que quitar esta o poner aquella, pero, mientras tanto, son las que son y se tienen que cumplir. No hay excusa en democracia para no cumplir las leyes.

Cuando los magistrados Pascual Sala, Eugenio Gay, Elisa Pérez Vera, Pablo Pérez Tremps, Luis Ortega y Adela Asúa decidieron que Bildu, un partido nacido para el mal, es constitucional nadie salió a la calle a romper nada. Nos acordamos todos los días de esos magistrados y, sobre todo, cada vez que aparece en escena alguien de Bildu, pero su dictamen se acata. Seguir leyendo

¡Qué desgracia! Ahora entiendo a Unamuno…

Una reflexión triste de Selena Maeztu, profesora en un país europeo

Vengo de vigilar en un examen de arte a estudiantes de último año desarrollando su creatividad y poniendo en práctica gran cantidad de técnicas artísticas. En el aula del examen, tantos materiales a disposición del alumnado que algunos no sé ni qué son, hay hasta una prensa. Todo en estanterías, accesible, los alumnos se van levantando y cogiendo lo que necesitan, poco a poco van naciendo pequeñas obras de arte en sus cartulinas. Seguir leyendo

Sin reblar, sin retroceder, dicho en castizo. Hazañas de la Sociedad Deportiva Huesca

Recibimos la reseña de un libro que merece la pena por su humildad y su atrevimiento. Esta paradoja es propia de Ignacio Omedilla, uno de los fundadores de Perinquiets, periodista deportivo de casta, de los de antes, cuando las retransmisiones radiofónicas se hacían a pelo, sin escándalo ni aparato, cuando el fútbol casi no era un negocio. A esta revista le honra el éxito de Nacho Olmedilla en ese mundo controvertido del fútbol, y su dedicación a un equipo modesto que alcanza por segunda vez en su historia la Primera División: la Sociedad Deportiva Huesca. Seguir leyendo

El Diablo anda suelto por treinta monedas

Saturno devorando a uno de sus hijos. (De la quinta del Sordo.) Francisco de Goya y Lucientes. Óleo sobre revoco. Museo del Prado, Madrid

Un comentario de Segismundo Bombardier

He visto la serie «Treinta Monedas» de Álex de la Iglesia, gracias al concurso de un amigo de Lille que acostumbra a piratear la Red. Me fascina el despliegue de medios, el derroche de ingenio y de dinero de estas producciones. La que comento es un trabajo extraordinario, en términos generales le daría un ocho o un nueve sobre diez.

Ahora bien, hay que dejar al margen las incoherencias del guión, las atrocidades filosóficas y teológicas que se perpetran en él, y aceptar sin poner reparos la estética del director. Seguir leyendo

Mi futuro

Un artículo de Vicente Torres

Quiso una gitana leer la palma de mi mano para adivinarme el futuro, pero a lo mejor no está bien decir que era una gitana, aunque fuera una gitana, lo sé porque todo en ella indicaba que era una gitana, digamos que reivindicaba su condición de gitana, aunque también alguien puede interpretar que pienso que sólo las gitanas adivinan el futuro de las personas y no es así, porque también conocí a una costarricense que vivía de eso e igualmente quiso descifrar mi futuro, pero a lo mejor no era de Costa Rica, sino de Nicaragua, pero tampoco pienso que sólo sean las gitanas y las centroamericanas las que tienen estas habilidades, ni que tampoco sean siempre señoras quienes lo hagan. Seguir leyendo

“Una isla en el mar rojo”. La Guerra Civil española experimentada por un novelista de derechas

Una reseña de Fernando Bellón

Wenceslao Fernández Flórez fue un gallego que dedicó su vida a la profesión de novelista y publicista y consiguió vivir de ello. Al lector interesado recomiendo esta reseña publicada por la Real Academia Española, a la que perteneció.

Su naturaleza salió conservadora, y nunca se apartó de ella, sujeto con energía a un sentido del humor que le procuró fama y emolumentos. Es conocido en el territorio progresista español por la película “El bosque animado” de José Luís Cuerda, que sigue con respeto la novela escrita en 1943. Pero fuera de eso, Fernández Flórez es un perfecto desconocido hoy en día tanto entre los jóvenes de derechas como en los de izquierdas. No saben lo que se pierden. Seguir leyendo