Lo del ‘Día del Afecto’

Belén made in PRCh

Un artículo de Vicente Torres

Por mucha razón que tenga quien está en inferioridad de condiciones, porque quien le agrede cae mejor o es más poderoso, en la inmensa mayoría de los casos se queda solo. Y si no que se lo pregunten a Alonso Puerta, o a Calvente, que de haber sido su episodio en Venezuela habría tenido otro final.

En Navidad se celebra el nacimiento de un niño que vino a traer esperanza a quienes no tienen ninguna. Esa esperanza que algunos ven como inducida fraudulentamente y otros consideran vana y sin sentido, permite vivir, no obstante, a mucha gente.

Quienes se han dejado colonizar por el odio no soportan que otras gentes tengan esperanza y gracias a ella vivan e incluso sean felices. Intentan sofocar, ahogar, asfixiar ese sentimiento, esa fe en algo mejor.

Pero la Navidad es un símbolo humano por excelencia. La vida sin esperanza no es vida.

Los hay que aprueban leyes contra la humanidad, como lo son la del aborto y la de la eutanasia y catalogan como miserables e indignos a quienes no están conformes con ellas. Esos mismos son los que quieren extinguir el espíritu navideño.

No es necesario meditar demasiado para comprender que todas las normas morales y éticas surgen del instinto de conservación como especie. Partiendo de esa base se llega fácilmente a la conclusión de que esas leyes, la del aborto y la de la eutanasia no convienen al citado instinto.

También quienes dejan solo a quien tiene razón, entre los que abundan quienes se proclaman paladines de la ética, católicos practicantes, o solidarios sin fronteras, deberían comprobar sus ajustes en el apartado del egoísmo, tan opuesto al ya repetido instinto de conservación como especie, bastante olvidado por la humanidad, y situarlos dentro de los límites adecuados, porque el instinto de conservación individual no debe prevalecer sobre el de la especie.

Feliz Navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.