Justicia poética con Puig y Oltra

Un artículo de Vicente Torres

A lo largo del tiempo han estado ensañándose con la corrupción de otros, cierta o falsa. La presunción de inocencia cuando se trata de los que han señalado como enemigos, no existe para ellos.

Puig es particularmente lerdo y Oltra, además de eso, es grosera. Lo que le hicieron a Rita Barberá es criminal.

Dominan, mediante las subvenciones, a los medios y tienen una influencia clara en la justicia.

En el caso IVAM han estado machacando durante seis largos años a personas que en el juicio se demostró que eran inocentes. Durante todo el tiempo que ha durado la pena de telediario los medios han lanzando insidias sin cesar, sin que en ningún momento sin que en ningún momento se interesaran por la versión de los acusados. Sus abogados hubieran deseado poderlo hacer y eso habría sido un puntazo periodístico. Esa información habría sido de mucho interés para sus lectores y los directores de esos medios habrían demostrado que se preocupaban por servir una información veraz, al difundir todas las versiones. Que no lo hicieran, a pesar de que tuvieron seis años (una justicia tan lenta es claramente injusta), no admite dudas sobre el motivo por el que fue así.

A pesar de que la Generalidad tiene el control de los medios y de la justicia, se personó en el caso, demostrando su deseo de que hubiera condena.

Si se hicieran públicos los vídeos del juicio, los ciudadanos serían testigos del ridículo en que incurrieron testigos, peritos de la acusación, fiscal y abogado de la Generalidad. Los abogados de la defensa lamentaron no poderse querellar con la fiscal, porque en España, al contrario que en las democracias, no es posible.

Y ahora les toca a ellos, a Puig y a Oltra, probar su propia medicina. ¿También se personará la Generalidad si hay juicio? ¿Sufrirán durante seis años la pena de telediario? ¿Pedirán perdón?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.